05 de Julio

José Sanhueza, arquero de la sub 17 de Colo Colo: “Mi meta es llegar al primer equipo, consolidarme y ser campeón”

Sociable, buen compañero y un poco desordenado. Rápido en el achique, de mente fuerte y bueno con los pies. Así se describe José Sanhueza, arquero titular de la sub 17 que dirige el entrenador Hugo González.

Sanhueza llegó a Colo-Colo el 2011 luego de una prueba masiva en el Estadio Monumental y en su club de barrio, el Algarrobo de Paine, estaban seguros que quedaría en el Cacique.

Hace dos años vive en Casa Alba a cargo del profesor Eduardo Miguez. Cursa tercero medio y reconoce que tuvo años muy difíciles en Colo-Colo. Agradece el esfuerzo de sus padres y uno de sus sueños es poder ser campeón con el Cacique y no solo del torneo nacional, sino que también de la Copa Libertadores.

¿Cómo se siente José Sanhueza siendo el arquero titular de la sub 17?

Bien, con mucha confianza, el profe me ayuda bastante. Con mis compañeros me llevo muy bien, acá en Casa Alba también, me siento a gusto, bien acogido.

¿Cómo llegaste a Colo-Colo?

Llegué en octubre del 2011. Fue emocionante. Yo vine a probar suerte, me vio el profe de arqueros y quedé. Después fuimos a celebrar con mi familia a un restaurant.

Pero tú no siempre fuiste arquero. ¿Cómo fue pasar de hacer goles a evitar goles en tu arco?

De chiquitito me gustaba jugar al arco porque no me gusta correr. Pero yo era delantero en mi club de barrio, un 9 muy flojo. Un día en mi club faltó el arquero y me puse. Anduve bien y desde ahí no salí más.

Hasta el año ante pasado tú eras el arquero suplente de la serie. ¿Cómo fue tomar la titularidad?

Cuando llegué fui titular todo el 2012, el 2013 cambió el técnico y fui banca todo el año. El 2016 comencé a jugar de nuevo con el ‘profe’ Luis Mena.

El arquero que era titular se lesionó justo cuando iban a comenzar los play-offs. Ahí aproveché la oportunidad.

Después el 2017, me subieron a la juvenil y el preparador de arqueros del primer equipo me alternaba en el plantel. Ahí agarré más ritmo y confianza, él me dio la idea de vivir en Casa Alba para estar más enfocado. Yo no quería venirme porque no quería dejar a mi papá solo. Pero conversé con él y me dijo que siguiera mi futuro.

¿Por qué no querías dejar a tu papá solo?

Mi papá es temporero agrícola y vive solo porque hace tres años murió mi mamá.

¿Cómo fue eso para ti?

Fue terrible, casi entré en una depresión. No quería entrenar, en el colegio me estaba yendo mal. Repetí. Acá en Colo-Colo me ayudaron harto, me enviaron al psicólogo. Ahí pude salir adelante. Después razoné y dije ‘a mí mamá no le habría gustado que estuviera así’. Saqué fuerzas y seguí para que se sintiera orgullosa.

¿Cómo era la relación con tus papás?

Buena (ríe), siempre ha sido buena la relación. Siempre fui más regalón de mi papá, mi mamá me retaba cuando me iba mal en el colegio, pero en general, me llevaba bien con los dos.

¿Cómo es la relación con tu papá?

Muy buena, tenemos confianza, no nos ocultamos nada, somos amigos, es una relación perfecta. Mi papá trabaja de lunes a domingos. Me viene a ver para los partidos más importantes.

Te emocionas al hablar de tu papá.

SÍ, es que mi papá me ha apoyado siempre en todo. Entonces eso me emociona.

¿Llegar a ser profesional es para tu papá?

Sí, para él y mi mamá, mi meta es ser profesional porque cuando llegué acá me daba cuenta del esfuerzo que hacían mis papás, entonces me dije que cuando sea profesional mi papá no trabaje más en la vida.

¿Cuáles son tus expectativas en el futuro ámbito académico?

Terminar bien mis estudios para poder seguir con una carrera porque el fútbol no es seguro, entonces uno debe tener otras alternativas.

¿Qué te gustaría estudiar?

Antes quería ser contador auditor porque soy bueno para las matemáticas, pero no estoy tan aplicado como antes. Los cambios de colegio influyen y soy un poco flojo entonces, también he pensado en estudiar para ser preparador físico y trabajar acá en Colo-Colo.

¿En lo futbolístico y corto plazo, cuáles son tus intenciones?

Salir campeón este semestre y seguir siendo titular. Ojalá el otro año estar en la juvenil y poder alternar con el primer arquero.

Eso lo dices para que sea una constante porque ya has alternado con el primer equipo. ¿Cómo es entrenar con jugadores experimentados y de gran nivel?

Cuando subí estaba Justo Villar, un referente. Siempre lo respeté. Un día tuve que ir a un arengazo a entrenar, en la previa de un partido con Universidad Católica. Estadio lleno. Ha sido lo más bonito que me ha tocado vivir porque la gente a uno no lo conocía, pero todos nos alentaban, uno sale con los jugadores del entrenamiento, te piden fotos.

En el arengazo había gente de Paine y se emocionaron al verme porque eran compañeros de curso y me saludaban de la galería, fue súper emocionante.

¿Y en Colo-Colo, cómo te ves?

Primero mi meta es llegar al primer equipo y ganarme un puesto. Es muy difícil acá. Orión y Cortés son muy buenos, primero quiero llegar al primer equipo y después ser campeón.

Todos tenemos nuestros referentes. ¿A José Sanhueza como qué jugador le gustaría ser?

Como Orión. Tiene harto peso, es un entrenador más dentro de la cancha. Con él es todo serio, si nos sale un trabajo mal debemos repetirlo hasta que nos salga bien.

Sobre tus características técnicas. ¿Cuáles son las cualidades de José Sanhueza?

Soy rápido en el achique, de buenos reflejos y bueno con los pies.

¿Qué tan bueno con los pies?

Me siento muy bien con los pies, me dicen que no abuse de mis capacidades, pero todos me dicen que soy bueno con los pies y eso da mucha confianza.

¿Cuáles son las cualidades de José Sanhueza fuera de la cancha?

Soy bueno para apoyar a mis compañeros, no me doy por vencido si vamos perdiendo, sigo siempre concentrado, vivo cada partido como si fuera el último, siempre doy lo mejor de mí.

¿Qué se les dice a los compañeros cuando te hacen un gol?

Lo peor que le puede pasar a un arquero es que le hagan un gol porque la pega de uno es atajar (responde serio). Ahí tienes que dar vuelta la página y levantar al equipo, el arquero es la pieza fundamental.

¿Y cómo trabaja psicológicamente José Sanhueza en caso que se le pase un gol?

El arquero de Colo-Colo tiene que ser fuerte de mente. Dar vuelta la página rápido y esperar la oportunidad para poder reivindicarse. 

En lo futbolístico, adentro de la cancha. ¿Cómo le gusta jugar a José Sanhueza?

Con línea de cuatro. Porque así el lateral se puede proyectar y quedamos bien parados con una línea de tres. Cuando nos atacan quedamos con cuatro muy firmes. Es una alineación ofensiva y defensiva.

Hace dos años vives en Casa Alba ¿Cómo te llevas con la gente que vive aquí?

Bien, acá nos enseñan a ser buenas personas. El ‘Wallo’ (Eduardo Miguez) nos da confianza, nos da consejos, es quien lleva las riendas. Las tías del aseo de la cocina nos quieren, nos respetan y son fundamentales.

Si bien reconocen tu amabilidad y buena onda, también comentan que eres un poco desordenado ¿Por qué dicen eso?

No soy desordenado, lo que pasa es que soy bien sociable (ríe), no me llevo mal con nadie entonces por lo que más me retan es por andar en las piezas de los demás.

¿Y por qué vas a otras piezas?

Para sociabilizar con los demás, para no estar encerrado todo el día, me llevo bien con todos.

¿Qué hablan en Casa Alba?

Conversamos harto de fútbol, ahora con el mundial pasamos hablando de las selecciones y los jugadores.

En esa misma línea, el CSD Colo-Colo ha desarrollado jornadas de Arellanización para el fútbol joven y para quienes viven aquí ¿Qué te han parecido estas actividades?

Son muy buenas. El Club Social es como del pueblo. Se preocupa de los hinchas, ellos se han preocupado de que vayamos al estadio.

¿A ti te gusta que se preocupe de la hinchada?

Si porque son parte del Club, está muy bien que haya gente que se preocupe de la hinchada.

¿Cuáles son las cosas que más te han llamado la atención de la arellanización?

Cuando vinieron los Mapuches. Hay gente que dice que son buenos para hacer destrozos, pero cuando uno los conoce, piensas distinto. Los Mapuche son parte de nuestro Club. Cuando vinieron nos contaron la verdadera historia, ellos eran dueños de las tierras y otros se adueñaron.

Te escucho bien empoderado del tema.

Es que esa vez me involucré mucho. Hicimos juegos típicos. Jugamos al Palín. Las pelotas son pesadas y con las chuecas nos dimos fuertes. Fue una bonita jornada.

¿Tu dijiste que querías ver a Colo-Colo campeón, campeón de qué?

Del campeonato Nacional primero, pero obvio que quiero ser campeón internacionalmente. Mi meta es ser campeón de la Libertadores porque hace años que el club no logra algo importante internacionalmente.

Comentarios

Ser Socio de Colo-Colo es un honor

Hazte Socio del CSD Colo-Colo

Más Información